Dragon Ball Super: Episodio Final




No quiero hacer lo bueno y lo malo, porque este episodio no se merece que le encontremos algo malo, pero se merece que hablemos de él como el gran cierre de la serie de nuestra infancia que volvió para recordarnos porque llegábamos cada día en la mañana a hablar de nuestros compañeros lo bacán que era Gokú y lo malo que era Freezer.

Freezer luciéndose

OOOOHOHOHOHOHO

Freezer estaba cansado, pero Jiren también lo estaba y el emperador del mal se lo hizo saber y lo humilló con senda promo. Después, Freezer hizo lo que sabía hacer: humillar con sus palabras a Jiren, solo que esta vez le salió el tiro por la culata y Jiren les empezó a sacar la chucha. Pero quedó claro que la tregua entre Gokú y Freezer continúa y no dieron un paso atrás hasta poder eliminar a Jiren Reigns.

Lo mejor de todo fue el sacrificio de Freezer para eliminar a Jiren, demostrando que estaba dispuesto a hacer todo para ganar y no quedar en menos ante sus enemigos -ahora luchando juntos por un objetivo en común-. Después es revivido por Whis y Freezer deja claro que no cambiará sus ambiciones por luchar una hora con sus enemigos.




Número 17, el merecido ganador

Hello Moto

Cuando pensamos que todo estaba perdido en el episodio anterior, aparece el gran 17 y nos deja claro que tiene cuerda para rato y solo estaba campeando porque no tenía sentido meterse en la batalla de Gokú y Jiren. Después tiene la gracia de preguntarle a Gokú como se puede mover -lo habíamos dado por muerto-  y apoya a Gokú y Freezer para que puedan eliminar a Jiren.

Hay que dejar en claro la tremenda lanza -aprende Roman- con poder y campo que hizo para dañar de verdad a Jiren antes de que Freezer lo provocara un poco más. Lo mejor de todo esto es que el guerrero que fue más inteligente, el que más peleó y el que más nos sorprendió fue el ganador de esta batalla real. Número 17, que no habíamos visto en casi 20 años, volvió a demostrar su apodo de “el Androide más fuerte” con 10 eliminaciones, casi 3000 segundos en pantalla y un montón de asistencias a sus compañeros, también sus eliminaciones fueron las más inteligentes del torneo.

Grande 17, el papaupa, el papá de los pollitos, el verdadero capitán del Universo 7, el que tiene los huevos más grandes que las Super Esferas del Dragón, el que no tembló para enfrentarse a Jiren y Toppo, el guardabosques, el dueño del barco, el crack del facetime, el que pidió devolver a todos los Universos, GRACIAS POR APARECER!




Jiren comprende

Después de ser abatido de verdad por Freezer y 17, Jiren quedó pal pico y empezó a mostrar reales signos de su debilidad, dejando claro que ya no daba más porque había perdido la confianza en sí mismo después de ser doblegado por Gokú. Pero las palabras de Toppo y la comprensión de lo que realmente es la amistad y el trabajo en equipo le hicieron tomar un segundo aire que nos hizo verla peluda. Al ser eliminados Jiren comprendió que la amistad y el trabajo en equipo es algo que podemos tener y Gokú le dejó claro que quiere pelear de nuevo, este Gokú haciéndose amigo de su rival.

Después del deseo de 17, nos damos cuenta que el cobarde y ermitaño Jiren dejó sus actitudes y conoció la confianza en sus compañeros de las Tropas del Orgullo, donde ahora no solo va con su orgullo propio, si no que también comprende el orgullo que sus compañeros sienten por él, si al fin y al cabo es el más fuerte de su Universo.

El trabajo en equipo o Goku y Freezer best Tag Team ever

Loco, después que vuelve Gokú usando la Teletransportación por vez número 4 o 5 en todo el torneo nos damos cuenta que ya no hay una rivalidad de “te voy a matar apenas pueda” de Freezer hacia Gokú, si no que es una rivalidad más sana entre nos seres que han superado sus límites muchas veces y por cosas del destino les tocó trabajar juntos. ¿Ustedes pensaron alguna vez o cuando éramos chicos que en realidad estos dos iban a pelear en equipo? Yo no.

Más sorprendente es ver a Número 17, Gokú y Freezer, tres personajes totalmente inconexos -Gokú jamás había visto a 17 antes de DBS y Freezer realmente no tenía porque verlo- se estaban dando ánimos y trabajando juntos para vencer al odiado y cobarde Jiren -ahora buena ondi- en una batalla que quedará para siempre en el Top 5 de las mejores peleas de Dragon Ball.

El final que queríamos ver

Todos volvieron

¿Queríamos ver a Freezer volviendo a prepararse para conquistar el Universo? Ahí está. ¿Queríamos ver a 17 en su barco viajando? Lo tenemos. ¿Queríamos ver a todos los Universos vivos para que nos puedan dar más historias? Allí están. Por favor Toriyama, no se te ocurra morir antes de que podamos ver a Gokú y Vegeta en el planeta Sadala del Universo 6 para que conozcan sus orígenes y Vegeta nos pueda explicar más de la mitología Saiyayin.




Conclusión

 

Nosotros somos los Zenos, nosotros también queríamos que el ganador devolviera a todos los universos para ver más aventuras y peleas de nuestros protagonistas en el futuro, pero tendremos que esperar un tiempo para ver más, ese es el motivo por el que los Zenos le preguntan a Gokú si los volverá a visitar, es porque nosotros -Los Zenos- queremos que Gokú nos vuelva a visitar, que Dragon Ball haya vuelto después de 13 años -o más porque realmente no me acuerdo cuando terminó GT en el Mega- es algo que agradecemos mucho y nos complace ver después de tanto tiempo.

Gracias Dragon Ball por volver después de tantos años, gracias Internet por existir en el Siglo XXI para ver un episodio a minutos de que se haya estrenado originalmente, gracias Número 17 por ser el ganador de un evento que solo soñabámos con ver en nuestras conversaciones de Sala de Clases y gracias a todos ustedes por leer este pasquín desde que se nos ocurrió escribir sobre cada episodio de Dragon Ball Super.

Nota del editor: no lloré cuando estaba viendo el episodio, pero ahora sí. Ya estás terminando de escribir y te das cuenta que no hay más por ahora, recuerdas tu niñez viendo Dragon Ball, tu pubertad viendo DBZ y GT y ahora tus veintisiempre viendo Super y te das cuenta que una parte de tu vida se marcha nuevamente y no sabes si va a volver con esa frecuencia a la que estabas acostumbrado. ¡Espero el doblaje con ansias!

Freezer perdió la cola

2 años, 8 meses, y 19 días, 993 días en total, valió la pena cada maldito segundo.
Hasta la próxima, Gokú.

Comentarios