Lo bueno y malo de Rocky III




Cuando ya perdiste el hambre y te dan un combo en el hocico por relajarte.

Lo bueno

Apollo Creed

El que lleva a Rocky a tener esa pasión, esa hambre que había perdido con su status, el que lleva a Rocky a dar un paso más en su carrera. El “semental italiano” era duro y bueno para los combos, pero era un tronco, no esquivaba como la gente y le faltaba eso. Apollo y sus amigos le enseñaron que un buen juego de piernas es parte de un tremendo match que puede hacer contra Clubber Lang, y eso fue lo que le dio la victoria, la habilidad para esquivar a un oponente duro.

Claro que después el moreno tenía su agenda propia.





Adrián

La detonante de la pelea entre Rocky y Clubber Lang. Adrián participa en la película no como una simple detonante de un conflicto o el motor para que Rocky haga las cosas, si no que acá toma un papel más allá y encara a Rocky para que se ponga los pantalones y pelee. Al final Adrián termina siendo lo que es una mina de verdad: te apoya y te da un par de charchazos para que hagas las hueás como la gente.

Clubber Lang

¿Por qué Clubber en lo bueno? Simplemente porque fue el motor para que Rocky recuperara su ambición y su hambre de ser un boxeador de verdad. Aparte llevaron a Mr. T para hacer el papel y le salió bien al culiao. Es un personaje que debería haber salido más en la serie, pero se desechó por razones obvias.





Hulk Hogan

Tenía que ponerlo en lo bueno, Thunderlips vs. Rocky es una lucha muy entretenida. Eso y que Rocky y sus amigos no sabían lo que era el Kayfabe.

Lo malo

Rocky al principio

Que tarado, ¿cómo chucha no se da cuenta de que al pelear con el real Contendiente Número Uno se tenía que entrenar como se debe? Más encima el tonto se da la paja de ir entrenar con Apollo y perder la mitad del entrenamiento. Al final se le pasa la hueá porque Adrián se lo deja claro, sin Adrian, Rocky es nada en la 3.

Conclusión

“Nunca olvides de donde vienes”, es una de las lecciones que debemos aprender de Rocky III. También a no dormirnos en los laureles y seguir dando el 100% porque nunca sabremos que es lo que podría pasar en un futuro. La pelea fue buena y los derechazos de Clubber deben haber dolido más que la chucha.

¡Nos vemos en Rocky IV!




Comentarios