Los Simuladores




“Disculpe, ¿fuego tiene?” es una de las frases más repetidas en las 5 versiones de Los Simuladores. ¿Y qué mierda es Los Simuladores? Originalmente es una serie argentina emitida entre el 2002 y el 2004 y acá la dieron en TVN a la hora de la mierda y en CHV durante la tarde de los sábados.

¿De qué se trata esta serie?

Se trata sobre 4 personas que se dedican a resolver los distintos problemas de sus clientes en base a operativos de simulacro. Claramente esto es en una época donde no había internet 4G ni celulares ultra bacanes para cachar estos simulacros. Se supone que hacer simulacros para engañar a la gente no es algo legal, pero los Simuladores buscan la justicia tomando casos que son éticamente buenos y no cualquier hueá.




Estos cuatro personajes son

Mario Santos: el líder del grupo y el que toma los casos, es muy refinado y toma Té de Earl Grey. El loco es la cabeza en cada uno de los operativos y se encarga de la planificación de cada uno de estos simulacros. Es viudo y no tiene familia, tampoco se llama Mario Santos, pero eso es otra historia.

Emilio Ravenna: el encargado de las personificaciones, un actor que se encarga de ser el personaje clave que crea -o arregla- el conflicto en cada uno de los simulacros, casi siempre usando el nombre de Máximo Cozetti logra hacer que cada uno de sus personajes se despegue del otro. Además, vive con tres mujeres.

Gabriel Medina: un periodista que se aburrió de los medios y es el que recopila toda la información del cliente y las víctimas de los simulacros para ir sacando las primeras conclusiones con respecto a este. Medina es un hombre muy sensible y “cursi”, en sus tiempos libres se dedica a escribir poemas y ver musicales.

Pablo Lamponne: el encargado de conseguir los materiales necesarios para el operativo, es veterano de la guerra de las Malvinas y tiene un perfil psicológico muy aproblemado que se va mostrando en la segunda temporada. También tiene un perro super entrenado que se llama Betún.

Estos cuatro personajes, junto a otros ex-clientes -si contrataste a los Simuladores para un operativo quedaste claro de que para otro que venga te van a llamar para que colabores- van realizando los más de 30 operativos que vemos en toda la serie, a pesar de que los Simuladores estuvieron activos desde 1989, nunca vimos un caso antiguo.




¿Por qué es tan buena?

Porque presenta algo que podría haber sido, pero es extraño, ¿Quién realmente podría vivir a base de hacer simulacros para engañar a la gente? ¿Realmente alguien podría hacer un simulacro que la gente se crea para siempre? En esta serie, si.

Para no darles un spoiler de tan adelante: En el primer episodio, el cliente contrata a los simuladores para que su mujer vuelva con él, así hacen un simulacro para que asalten el lugar donde se están juntando, ella lo defienda y se de cuenta de que realmente lo quiere y se queda con él, ¿Resultó a largo plazo? Spoiler: sí.

Sí, viene de los Simuladores

El caso como el que vimos arriba es simple, pero hay otros casos, como uno relacionado con el presidente, otro con una familia que es una mierda, otro con un español psicópata y asi, pasan 24 episodios a lo largo de 2 temporadas y la segunda temporada tiene una subtrama bastante interesante que termina con el mejor simulacro de la historia.

¿Por qué debería verla?

Porque es un pedazo de la historia de la televisión latinoamericana, tanto que en Chile hicieron un remake con Benjamin Vicuña -y vale pico- y también hicieron remakes en México, España y Rusia. Es una de las series más aclamadas de Argentina y el creador -Damián Szifron- ahora trabaja en Hollywood gracias al éxito de los Simuladores. Es tanta la huella que dejó el programa que en 15 años, nadie ha sido capaz de sacarse de la cabeza esta serie.




¿Cómo la puedo ver?

Está toda en YouTube hermano, la puedes ver a ratos y te aseguro que la serie te va a dar un buen rato de entretenimiento porque es muy buena. Desde el caso, hasta las personalidades de cada uno del grupo, hasta la gente de la Brigada B -spoiler- tienen que verla, y si no les gusta me pueden venir a dejar comentarios con puteadas abajo.

Besitos, besitos, chau, chau
Buenas noches

“Valentía y fuerza, contra cualquier amenaza!”

Comentarios