Orange is the New Black Temporada Final: Latina Heat

Ya terminó la serie, y con eso más de seis años de tramas en la prisión de Litchfield -18 meses en la línea temporal de la serie- y quedamos con varias preguntas, debates que hacer en casa y cosas que deberíamos pensar sobre nosotros mismos como latinos al terminar este viaje junto a las Latinas y Piper.

Latinas

AGUANTE BLANCA LOCOO

Blanca la hizo, gracias a Karla y su propia determinación -además de las latinas no camino a deportarse- pudo salir libre de los cargos en el último episodio y reunirse con Diablo en Honduras, a pesar de tener la ciudadanía americana. Esto nos deja claro una cosa: el Hogar no es el país en el que tu vives, es en el lugar donde quieras estar, ya sea un departamento en una metrópoli de Estados Unidos o una choza en medio de Honduras. Al final, la mejor historia de amor y determinación vino del personaje menos posible al principio, y Blanca es el personaje por el que varios siguieron viendo la serie. Blanca hizo lo que todos querían que Piper hiciera: dejar de lado lo malo, abrazar lo bueno y demostrar que aunque haya una mínima posibilidad de salir de lo malo, hay que esforzarse para conseguirlo, quién sabe si además de no echarte del país terminas siendo una mujer libre para hacer lo que quieres. Grande Blanca, siempre vivirás en mi corazón porque demostraste ser la más fuerte desde el principio.





A Karla la pudimos conocer poco, pero cachamos quien es y cual era su objetivo en la vida. La Salvadoreña quería a sus hijos e hizo todo por quedarse y después por estar con ellos se fue ilegalmente a USA de nuevo y cagó, así que la presumimos muerta y como la otra cara de la moneda de Blanca.

Gloria nos mostró que es más que una mujer que se cayó mal con otra hace unas temporadas atrás, se puso cautelosa porque estaba a punto de salir, pero al final terminó ayudando a la gente en ICE para que pudieran salir de esa mierda que era estar en un centro de detención de inmigrantes.

Pobre Flaca, nos dejaron sin Maritza por una temporada completa y al final la otra aparece por unos pocos episodios -increíble la referencia a Glee- para ser deportada. Al final Marisol -Flaca- termina siendo la Gloria de la prisión y vemos como su vida avanza, aunque siempre diré que quiero ver un spin-off de Flaritza algún día.

María Ruiz se tuvo que enfrentar a sus demonios y saber que la cagó anteriormente y como hizo eso ahora viene el camino a la redención que viene pavimentando desde la temporada pasada, y en el final nos dejó claro que las cosas van para adelante.





Negras

Como tuvo que sufrir esta Taystee en esta serie: fue la primera en salir y volver por cagarla, tuvo que mamarse que una de sus amigas la tirara a los Leones para salir antes y la muerte de otra de sus amigas para quedar para el pico. Al menos se dio cuenta que el mundo no acaba ahí -aparte de vengarse con Cindy y dejarle la cagá por un rato- y que hay que avanzar, sea como sea. Crear el Poussey Washington Fund y salir de la ficción para llevarlo a la realidad, es algo bacán para el mundo.

Cindy la sacó super barata: estuvo un rato en prisión, no se disculpó lo suficiente con Taystee, salió, le dejaron la cagá y se arregló con su familia, creo que debe ser la historia más odiada de la serie.

La pobre Suzanne, aparte de tener problemas psicológicos, quedar en claro que ella no se merecía estar 15 años presa si de verdad tiene un problema para que más encima maten a su amiga, le quiten las gallinas porque un sacowea les metió droga en el poto. Más encima se hizo amiga de Lolly, la otra persona con problemas y estaba funcionando tan bien el país de las gallinas que me llegó a dar pena ver que por un egoísmo perdieron todo y a Suzanne aún le quedan como 13 años en prisión.

Blancas

Nadie quiere terminar su vida así

Como sufrimos con Red, la Soviética que al final fue a ahorcar a la vieja Frieda -que tenía la cagá en la celda porque estaba construyendo un túnel para arrancarse- por acusarla del motín quedó con demencia y ahora con suerte se acuerda de como se llama. La pobre no tiene que más hacer: no puede cocinar, su familia ya no la quiere, no sabe realmente quien es, lo único que le queda para esperar a Galina es la muerte, muy distinto de su personaje en la Temporada 1 que estaba con ganas de ver a su familia y ver como hacían algo con su restaurante. Al final, Lorna también queda demente por la pérdida de su hijo y no quiere salir de la realidad, un final triste para estas dos.

Pero al menos nos damos cuenta de que Nicky toma el papel de Red y pasa a ser la madre de todo el resto en la serie como la mujer blanca que cocina -al igual que flaca por Gloria-, lo malo fue su separación de todo el grupo original: Red y Lorna pasan al pabellón psiquiátrico, Piper salió de la prisión y Alex fue transferida a Ohio.

Que bueno que mandaron a Badison a la chucha porque era realmente el peor personaje de la historia, peor que Rini -Sailor Moon- y Scrappy juntos.

Natalie Figueroa

Al final, el personaje más deshumanizado en las primeras temporadas era más humano que todos. Figueroa se veía como una mala persona, pero solo era mala por el ambiente en el que tenía que desenvolverse, en esta temporada vimos a la real Natalie Figueroa, una mujer humana, segura de sí misma que sabe lo que tiene que hacer y no se deja pisotear por nadie porque ella se ha ganado su lugar y ve como los derechos son vulnerados por un sistema de mierda en el que no es partidaria.




Tamika y los Guardias

Te pones a pensar esto para trabajos como este: ¿Los guardias deberían contar como presos? Obvio que no, pero si lo miramos desde afuera están todo el día -y hasta toda la noche- en una cárcel controlando gente que los trata mal solo por hacer su trabajo, claro que hay algunos que son como la mierda -como Piscatella que se merecía el sendo balazo en el hocico que le llegó- pero en esta temporada vimos la humanidad de los guardias de la prisión.

Tamika fue una de las guardias que pasó a ser la Alcaide en un momento crucial de la serie y terminó cambiando varias cosas para bien, empezando porque no todo tiene que salir bien a la primera, tienes que caer para después levantarte. Dixon nos aportó con dos buenos momentos: la sinceridad con María Ruiz y la canción en el funeral de Doggett, hasta se me había olvidado que estuvo en el escape de Pennsatucky. McCollough fue una sacowea y dejó la cagá con Alex y Piper. Sobre Hellman ni hablar, no entiendo como lo dejaron de Alcaide a alguien tan como las hueás.

Muchos Cameos

Eso fue bacán y nos hizo recordar a cada uno de los personajes que pasaron por la serie, incluso a Mendez que se quedó con el hijo de Daya lo mostraron como un buen padre. Por dios que recuerdos ver a Mendez que estaba irreconocible.

Zelda

Que personaje más bacán y agradable, si fuera Piper me habría quedado con Zelda, daba menos problemas, pero sta Piper quería ser especial y tomó el camino difícil. Bueno, dicen que el camino más difícil lleva a grandes retribuciones.

Lo Malo

¿Por qué matas al personaje que más cambió?

Estábamos claro que en la temporada pasada no tenía mucho por hacer, pero matarla por un bajón anímico de unas líneas de la hueá que haya sido es una tontera para tener un personaje que si demuestra la rehabilitación y las ganas de hacer las cosas mejor dentro de la cárcel y que esté camino a salir de ahí sin ser negra ni latina. Pennsatucky era el ejemplo de una mujer blanca con pocas oportunidades que iba hacia una vida mejor y la matan a la primera recaída, eres diabólica Jenji Kohan.

Piper + Alex

Hueonas lateras, si la serie quitara a estos dos personajes sería mejor, pero son las protagonistas, así que hay que bancarselas no más. Es el precio que tenemos que pagar por ver a todas las latinas, negras y conflictos que hay en la prisión que no tienen que ver con estas dos y aportan mucho más a la historia.

Aleida, Daya y los demás

Esta gente no tiene como volverse decente por el amor de Dios, tomamos a una Daya que dibujaba monitos chinos y se fue presa por una tontera a ser una adicta, vendedora de droga y asesina al final de la serie. Que bueno que Aleida le pegó un super charchazo para intentar matarla y evitar que dejara la tremenda cagada en la familia, cosa que ya estaba pasando, hasta Hopper cagó por andar culiando en aislamiento -que hombre más tarado Hopper-.

No suficiente Flaritza

Solo lo pongo porque son mis personajes favoritos.

Conclusión

Las dos más importantes

Orange is the New Black tuvo temporadas buenas, temporadas como la mierda y un final decente que cerró todas las historias posibles para bien o para mal. La cosa es que este programa abrió debates sobre el racismo, la vida en las prisiones para mujeres, el sistema de inmigración actual, la vejez, los problemas psicológicos y psicosociales. Y esto lo hizo no solo para la gente que lo vio en Estados Unidos, si no para la gente que la vio en todo el mundo.

Ahora podemos hablar de estos temas porque una serie de Netflix lo puso en la mesa, pero son temas que tenemos que hablar desde que el mundo es mundo. Estamos claros que una persona por ser de otra raza no es superior ni inferior a nosotros, que las presas -sea el crimen que hayan cometido- siguen siendo humanos y estar encerrados el resto de la vida es suficiente castigo, que el mundo no debería tener fronteras, todos deberíamos pertenecer a esta gran aldea global que prometían en los años 20 y pagar los impuestos del país donde estamos viviendo sin miedo a ser echados a patadas por no haber nacido ahí. Y lo más importante, tal como no discriminamos a la gente cuando es diferente para enviarla presa, no deberíamos discriminar a la gente en la calle, en los colegios y otros lugares, porque no son menos personas por tener habilidades distintas, son iguales a nosotros y tienen los mismos derechos.

¿Cuál es tu opinión del final de Orange is the New Black?

Deberíamos tener algo igual acá

PD: la escena de los niños siendo enjuiciados para ser deportados me rompió el corazón 🙁

You Might Also Like